Visor de contenido web

El baño en los siglos XIX y XX

              

Lámina de A. Laborde.                              Lámina de A. Laborde, realizada a principios
Vista del vestíbulo.                                    del Siglo XIX, con planta y sección de los Baños.
Biblioteca Valenciana.                               Biblioteca Valenciana.

 

 
 

A inicios del siglo XIX fue Alexandre de Laborde, ilustrado viajero francés, quien, con sus ilustraciones grabadas, dio un carácter "árabe" al edificio.

En estas fechas, y coincidiendo con la visita de Laborde, resurge la consideración social del baño, desprestigiado desde la contrarreforma, pero la cultura burguesa industrial exige para la práctica del baño que se garantice la privacidad.

                                                                        

Fotografía de principio del siglo XX       Fotografía de principio del siglo XX     Fotografía de principio del siglo XX
de la puerta de entrada a los baños.     del interior de los baños.                      del patio de los baños
Biblioteca Valenciana                            Biblioteca Valenciana                           Biblioteca Valenciana

 

Entre 1830 y 1874 se llevaron a cabo una serie de reformas en el edificio, que transforman su realidad física. En primer lugar se construyeron cabinas individuales que contaban con bañeras de mármol, 10 pilas de baño. Se regularizó la línea de la calle, obligando a recortar la antigua sala de la caldera y a construir una nueva fachada. Y se construyó un inmueble de cuatro plantas.

La intervención más drástica se produjo en 1874, el propietario de los baños demolió el vestíbulo medieval, levantando un nuevo "patio claustral" con columnas de fundición, y construyó 12 cabinas más, ahora se podían ofertar 22 pilas de baño. Además, se dotó al edificio de un regusto arabizante: construcción de un arco polilobulado, azulejos de estilo neonazarí en los zócalos, paredes con yesería al estilo árabe y arcos de herradura calados.

Esta decoración no variará hasta 1961, ya que, con las obras de restauración dirigidas por Alejandro Ferrant, se eliminará esta apariencia neo-árabe.

Durante el siglo XX las modificaciones son mínimas. Se mejoran los dispositivos calefactores e hidráulicos, y el edificio adquiere mayor orientación terapéutica.

En el año 1959 los Baños del Almirante cierran sus puertas, después de casi 650 años de baño público.

 

Los Baños del Almirante a principios del siglo XX. Fotografías de V. Barberá Masip. Biblioteca Valenciana